inversiones
Buscar
inversiones
Buscar
Qué debes saber sobre la renta variable y cómo incluirla en tu portafolio 

Qué debes saber sobre la renta variable y cómo incluirla en tu portafolio 

educatyba

, 27 de junio , 2023 - Tiempo de lectura: 7 minutos

Aquí tienes la guía esencial para entender el concepto de renta variable y cómo puede potenciar tus inversiones.

Si eres un inversionista, es fundamental que comprendas qué es la renta variable. ¿Te resulta complicado? No te preocupes, te proporcionaremos toda la información que necesitas saber sobre este tema y algunos aspectos clave a considerar antes de incorporarlo a tu cartera de inversiones. ¡Toma nota!

¿Qué implica invertir en renta variable?

En términos simples, la renta variable se refiere a una forma de inversión en la que el retorno del capital invertido y su rentabilidad pueden variar.

Esto se debe a que la rentabilidad de la renta variable está influenciada por diversos factores, como la evolución de la empresa en la que se invierte y la situación económica del mercado, entre otros.

Es importante recordar que los mercados financieros son altamente sensibles a cualquier cambio o movimiento, lo que puede tener un impacto tanto positivo como negativo en los inversionistas.

Tipos de activos de renta variable

Existen varias opciones de inversión en activos de renta variable que son populares entre los inversionistas. A continuación, te presentamos un listado con información relevante sobre cada uno de ellos.

1. Acciones

Al invertir en acciones, adquieres derechos, siendo el más importante el cobro de dividendos. Esto implica que la empresa en la que inviertes puede distribuir parte de sus ganancias entre los accionistas, siempre y cuando se apruebe en su junta general.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que para operar en bolsa se requiere de un intermediario acreditado, como un corredor de bolsa, lo cual puede implicar el pago de altas comisiones.

2. Fondos mutuos

Los fondos mutuos son una alternativa para evitar pagar altas comisiones a los corredores de bolsa al comprar y vender acciones.

Estos instrumentos de inversión agrupan el capital de múltiples inversionistas, lo que permite acceder a acciones u otros activos de renta variable que serían complicados o costosos de adquirir de manera individual.

Además, los fondos mutuos ofrecen mejores tasas de rentabilidad y brindan seguridad, liquidez y gestión profesional en el mercado de valores.

3. Divisas

En el mercado financiero, se pueden realizar operaciones de compra y venta de divisas, cuyo precio o tipo de cambio depende de la oferta y la demanda. Esta forma de inversión favorece el comercio internacional y permite operar no solo con efectivo, sino también con depósitos registrados en instituciones financieras o títulos que otorgan el derecho de cobrar una cantidad específica de dinero.

4. Índices bursátiles

Los índices bursátiles son conjuntos de valores que cotizan en una bolsa de valores. Estos activos de renta variable se calculan como un valor numérico basado en los precios de mercado de los valores que los componen. La rentabilidad de estos instrumentos se relaciona con la variación de su valor en un período determinado.

Diferencias entre instrumentos de deuda y renta variable

Como se mencionó anteriormente, la renta variable se refiere a una forma de inversión más arriesgada, con mayores posibilidades de obtener altas rentabilidades, pero también con una mayor exposición a la volatilidad del mercado.

En contraste, los activos de inversión relacionados con la renta fija (o instrumentos de deuda) son menos arriesgados tanto en su composición como en su fluctuación.

Un rasgo distintivo de la renta fija es su estabilidad a lo largo del tiempo debido a su riesgo mínimo. Ejemplos de instrumentos de deuda incluyen fondos conservadores, bonos, depósitos a plazo e instrumentos de deuda pública.

En resumen, los instrumentos de deuda y la renta variable son opciones para diferentes tipos de inversionistas: la renta fija es adecuada para aquellos que desean minimizar los riesgos y buscan obtener ganancias en un corto plazo.

Por otro lado, la renta variable es más apropiada para inversionistas con un perfil moderado o agresivo, dispuestos a asumir mayores riesgos y tolerar los cambios del mercado. Además, su enfoque está orientado hacia un horizonte de inversión a largo plazo para alcanzar sus metas financieras.

Es importante tener en cuenta estas diferencias al decidir qué activos formarán parte de tu cartera de inversiones.

¿Qué aspectos debes considerar antes de invertir en renta variable?

Antes de invertir en instrumentos de renta variable, es importante tener en cuenta una serie de factores y conoce bien cuáles son las características de la renta variable:

1. Inflación

La renta variable ofrece una ventaja significativa al combatir la inflación a largo plazo. Existe una correlación positiva entre el crecimiento económico de un país y la renta variable en el largo plazo.

Sin embargo, en el corto y mediano plazo, es común experimentar movimientos negativos que pueden afectar los rendimientos esperados. 

Por esta razón, se recomienda la inversión en renta variable para personas jóvenes que pueden asumir más riesgos debido a su menor responsabilidad y un horizonte temporal más amplio para alcanzar sus metas financieras. ¡No temas invertir en tus 20 años!

2. Asesoría profesional

Es recomendable contar siempre con el asesoramiento de expertos en finanzas al invertir en activos de renta variable. Puedes buscar opciones como acudir a una entidad bancaria o consultar directamente a un asesor financiero.

Además, los inversionistas pueden investigar la situación actual de la empresa en la que desean invertir, incluyendo su historial, situación legal, contable y administrativa, estados financieros, auditorías y clasificaciones de riesgo. 

La Comisión para el Mercado Financiero (CMF) proporciona acceso a los estados financieros de las empresas que operan en la bolsa chilena a través de registros públicos.

3. Horizonte de inversión

El horizonte de inversión se refiere al período de tiempo durante el cual el inversionista planea mantener su capital invertido. Los activos de renta variable son adecuados para estrategias de inversión a largo plazo, generalmente con un plazo de 3 años o más. 

Es importante tener en cuenta este factor al construir tu cartera de inversiones y considerar la inclusión de activos de renta variable. Estas inversiones a largo plazo pueden ayudarte a alcanzar metas financieras como la jubilación, la compra de una casa o el pago de la educación universitaria de tus hijos.

Considerar estos aspectos te ayudará a tomar decisiones informadas y gestionar tu inversión en renta variable de manera efectiva.

Ventajas de invertir en renta variable

Invertir en renta variable ofrece una serie de beneficios a los inversores. A continuación se presentan las principales ventajas:

  • Alta rentabilidad: La renta variable suele ofrecer rendimientos potenciales mucho más altos que la renta fija. Esto significa que los inversores tienen la oportunidad de obtener ganancias significativas en sus inversiones.
  • Accesibilidad: No se requieren grandes cantidades de dinero para comenzar a invertir en renta variable. Existen numerosos instrumentos y opciones adaptados a las necesidades de cada inversor, lo que les permite destinar pequeñas cantidades de dinero y generar ganancias de forma progresiva.
  • Horizonte temporal flexible: La inversión en renta variable no está sujeta a plazos ni vencimientos específicos. El horizonte temporal de la inversión dependerá de los objetivos y prioridades de cada inversor. Esto brinda flexibilidad para ajustar la estrategia de inversión a corto, mediano o largo plazo según las necesidades individuales.
  • Dividendos: Algunos activos de renta variable, como las acciones, ofrecen la posibilidad de recibir dividendos periódicos. Estos dividendos representan una parte de las ganancias distribuidas por la empresa a sus accionistas, lo que puede generar un flujo de ingresos adicional para los inversores.

Estas ventajas de invertir en renta variable destacan su potencial para generar altos rendimientos, su accesibilidad para diferentes perfiles de inversores y la flexibilidad en cuanto al horizonte temporal de la inversión. Sin embargo, es importante tener en cuenta los riesgos asociados y contar con asesoramiento financiero adecuado para tomar decisiones informadas.

Riesgos de invertir en renta variable

Es importante tener en cuenta los siguientes riesgos al invertir en renta variable:

  • Volatilidad: La renta variable conlleva un alto grado de riesgo. No hay garantías de que las operaciones sean exitosas y no existe certeza en cuanto a la obtención de rentabilidad. Los precios de los activos pueden experimentar fluctuaciones significativas en períodos cortos de tiempo.
  • Complejidad: Cada tipo de activo de renta variable tiene sus propias características y funcionamiento. Es crucial comprender estas particularidades antes de comenzar a invertir, ya que el desconocimiento puede resultar en pérdidas. Se requiere un análisis cuidadoso y conocimientos especializados para tomar decisiones informadas.
  • Exposición a factores externos: El valor de los activos de renta variable no solo depende de la gestión de la empresa en la que se invierte, sino también de las fluctuaciones en los mercados. Estos movimientos pueden ser influenciados por factores externos, como condiciones económicas, políticas o eventos imprevistos. Además, las expectativas y el comportamiento de otros inversores también pueden afectar los precios.
  • Prioridad en situaciones de liquidación: En situaciones como la liquidación de una empresa, los inversionistas en renta variable tienen una posición inferior en la jerarquía de pagos en comparación con los inversionistas de renta fija. Esto significa que en caso de dificultades financieras, los inversionistas en renta variable pueden enfrentar mayores pérdidas o tener una menor prioridad para recuperar su inversión.

Es esencial estar consciente de estos riesgos al invertir en renta variable y contar con una estrategia sólida de gestión de riesgos. Asesorarse con expertos financieros y mantenerse informado sobre los cambios en los mercados pueden ayudar a tomar decisiones más fundamentadas.

Cómo determinar si la renta variable es adecuada para ti

La inversión en renta variable es una opción relevante para los inversores que tienen un horizonte temporal a largo plazo.

La decisión de invertir en renta variable depende del nivel de riesgo que estés dispuesto a asumir. Los inversores con un perfil más agresivo están dispuestos a aceptar riesgos con el fin de obtener mayores rendimientos.

Es importante tener en cuenta que, a largo plazo, la renta variable suele superar la inflación. Esto se debe a la fuerte correlación entre la renta variable y el crecimiento económico de un país a largo plazo. Sin embargo, a corto y mediano plazo, es posible experimentar volatilidad que puede afectar el rendimiento de la inversión.

Además, los dividendos repartidos por las empresas suelen ser más altos en comparación con los intereses de la renta fija y otros productos de ahorro. Si el precio de las acciones aumenta, es posible obtener una rentabilidad significativa. Sin embargo, si el precio disminuye, las pérdidas también pueden ser mayores.

Evalúa tu tolerancia al riesgo, tus objetivos financieros y tu horizonte temporal antes de decidir si la renta variable es adecuada para ti. Es importante tener en cuenta que la inversión en renta variable implica riesgos y requiere una estrategia de inversión sólida y una gestión adecuada de los riesgos.

Considera buscar asesoramiento financiero profesional para tomar decisiones informadas y acordes a tu situación financiera.

En conclusión, es fundamental comprender los conceptos clave relacionados con la renta variable y considerar cuidadosamente su inclusión en tu portafolio de inversiones. La renta variable ofrece oportunidades de mayores rendimientos, pero también implica un mayor nivel de riesgo. 

Antes de invertir en activos de renta variable, es importante evaluar tu tolerancia al riesgo, establecer metas financieras claras y contar con una estrategia de inversión sólida. 

Considera diversificar tu portafolio y buscar asesoramiento financiero profesional para tomar decisiones informadas. 

Recuerda que la renta variable puede ser una herramienta poderosa para alcanzar tus objetivos financieros, pero requiere una gestión cuidadosa y una comprensión completa de los riesgos involucrados.

Preguntas frecuentes sobre la renta variable

¿Qué significa la renta variable? 

La renta variable se refiere a un tipo de inversión en la cual no se garantiza ni se conoce de antemano la recuperación del capital invertido ni la rentabilidad de la inversión. Existe la posibilidad de obtener rentabilidad negativa e incluso perder la cantidad de dinero invertida.

¿Dónde se aplica la renta variable? 

La renta variable se aplica en diferentes tipos de inversiones, como acciones, participaciones en fondos de inversión y bonos. Por lo general, las inversiones en renta variable ofrecen mayores rendimientos en comparación con las inversiones en renta fija, pero también conllevan un mayor riesgo.

¿Cómo te pareció el contenido?

¿Qué tan probable es que recomiendes este artículo?

Improbable
Muy probable
0/156 palabras
También te puede interesar
desempleo chile enero 2024
desempleo chile enero 2024
desempleo chile enero 2024

También te puede interesar

January / 2024
3 minutos de lectura
Inflación en Chile diciembre 2023: La cultura, el vestuario y los...
December / 2023
4 minutos de lectura
La guía completa para entender cómo funciona el apalancamiento fi...
December / 2023
4 minutos de lectura
¿Qué diferencia hay entre los fondos mutuos y los fondos de inver...
December / 2023
5 minutos de lectura
¿Qué debes saber sobre invertir en fondos mutuos?
November / 2023
4 minutos de lectura
La guía completa para entender cómo funciona el APV
Campañas y promociones
Invierte con más que una buena rentabilidad.
No te pierdas de ninguna novedad
Suscríbete a nuestro newsletter
Descarga nuestra aplicación
Usa nuestras plataformas y revoluciona tu forma de invertir

Escanea el código y descarga la app